El Judo de Panguipulli logró ubicarse en el podio Panamericano con un bronce de José Mera Rodríguez. Mera, pudo vencer en el repechaje por el tercer lugar, al ecuatoriano José Aguirre, en la categoría de los +100. Por su parte, Adela Espinoza en los -78 kilos, no logró encontrar la victoria cayendo ante las representantes de Brasil y Perú. Es muy probable que Adela y José participen de los primeros Juegos Panamericanos Juveniles de Cali a fin de año.

El esfuerzo para llegar a Colombia fue notable y es importante mencionar cómo se dieron las cosas. En primer lugar, hay que entender que debido a las restricciones para realizar deporte en el país, tuvimos que entrenar de forma individual durante casi todo el verano. Dentro del continente, Chile es uno de los países con mayores limitaciones para el ejercicio de la Actividad Física y Deportes, lo que evidentemente afecta a los resultados en competencias. Sin embargo, está demostrado científicamente que practicar disciplinas deportivas, contribuye a disminuir el riesgo de muerte en contagios de COVID-19. A propósito de eso, los deportistas del Pangui Judo Club han entrenado por meses de forma normal, con Test de PCR semanales, con las medidas de autocuidado, y nunca, ningún deportista o familiar se ha contagiado. Estar saludable, es cuestión de conciencia social y autodisciplina.

Desde marzo comenzamos a gestionar la Resolución con el Ministerio del Interior, que nos permitiera entrenar de forma presencial. Esto, producto de la nominación de 4 de nuestros deportistas a las competencias internacionales por parte de la Federación de Judo de Chile (FEJUCHILE): Karla Valdebenito, Antonia Velásquez, Adela Espinoza y José Mera. Fundamental en este proceso, fue la colaboración del SEREMI de Deportes, Cristian Yantani, el encargado de Deporte Competitivo de IND, Claudio Calderón, y Geoffroy Andrieux, Gerente Técnico de la FEJUCHILE.

La resolución del Ministerio del Interior tardó cerca de dos meses en emitirse. Mientras tanto, Antonia Velásquez había sido elegida por el COCh para recibir el financiamiento del 100% para la Gira Panamericana que se realizo a fines de mayo. La Gira incluía la participación en los Open de Perú, Ecuador y el Panamericano de Colombia. Lamentablemente, la preparación para este evento no fue la óptima y tuvimos que entrenar de madrugada, en la Franja horaria, en bodegas abiertas que gentilmente nos facilitaron. Con quienes nos ayudaron en ese período, estaremos eternamente agradecidos y son parte clave de esta historia.

Importante en este punto, es agradecer al Instituto Nacional de Deportes, quienes vienen apoyando al Judo hace 3 años con la Escuela de Especialización del Programa Crecer en Movimiento. Este producto del IND, consiste en el acompañamiento profesional del proceso con trabajadores del Instituto, el pago de honorarios del Entrenador e implementación de calidad como judogis o el tatami olímpico con el cual contamos.

Siguiendo con lo deportivo, Antonia no pudo sumar victorias en la Gira de mayo, y lamentablemente, el Campeonato Panamericano de Colombia, se suspendía por el “Estallido Social” que allá ocurría. A raíz de esto, el COCh tuvo que comprar pasajes de regreso con poco tiempo, lo que significó un gasto extra, el cual superó el 15% de lo asignado para los juveniles. Por alguna razón, el COCh controla gran parte de los fondos del Judo, aunque nuestra Federación nunca ha tenido cuentas pendientes con ellos. Por esta razón, es que nuestros dirigentes nacionales, han visitado la Cámara de Diputados buscando una respuesta para esta intervención.

El Campeonato Panamericano Específico se postergó hasta el 13 de agosto y el Judo chileno, no tenía financiamiento para viajar. Pero gracias a la solidaridad y gestión, la participación de Adela y José fue posible ya que tuvimos el apoyo de mucha gente, a quienes les queremos agradecer públicamente. Ellas y ellos son: Carolina Guerrero, Yanira Araneda, Fabiola Molina Calfupán, Blanca Carrasco, Jorge Jofre, Felipe Mena , Monica Villarroel, Loreto Ortega, Alex Gutiérrez yTransportes Olave. También es importante destacar el aporte económico de las familias y socios del Club, del Concejo Municipal de Panguipulli, Municipalidad-CMD, y la Federación de Judo de Chile (Inscripciones y Técnico Nacional).

Debemos señalar también , que en la preparación, la facilitación del Polideportivo por parte de las Corporación Municipal de Deportes de Panguipulli, fue crucial ya que éste, es el lugar más apto para el entrenamiento de nuestra disciplina a falta de nuestro Dojo, tarea pendiente de nuestro club.

Por otra parte, el equipo de judokas avanzados de Panguipulli fue primordial en el progreso de nuestros representantes en el Panamericano. Fuimos 7 judokas los que nos pusimos a disposición de quienes pudiesen ir a Colombia, sacrificando tiempo, dando el mejor esfuerzo en cada sesión y comprometiéndonos los unos con los otros para llegar a nuestras mejores versiones. Ellos fueron: Adela, Juan Pablo, Antonia, Daniel, Karla, José y Hernán.

Finalmente, volvemos a agradecer a quienes confiaron en nosotros, y dejamos en claro que seguiremos progresando y avanzando para llegar a lo más alto que podamos llegar.